La Bendición de Trabajo

En cada una de las estaciones de nuestra vida, hemos tenido que trabajar. Cuando eramos niños trabajamos en nuestros deberes escolares y los mas afortunados ayudabamos en los quehaceres del hogar. Nótese que digo mas afortunados, por que realmente es afortunado aquel que desde temprano aprende la importancia y el valor del trabajo. Después en nuestra etapa adulta, la inminencia del trabajo como unico medio de manutención nos sacude ante la realidad de la vida. Y es alli cuando empieza la cadena sin fin de quejas e insatisfacción.

La mayoria de las personas, se quejan de que su trabajo no es bueno, que no les gusta, que no se les trata bien, que no es bien pagado, que es mucho trabajo, y la lista sigue y sigue.

Hoy quiero invitarte a reflexionar sobre tu trabajo como la hermosa bendición que es, por que la primera regla de la abundancia dice que para tener lo que deseas, primero tienes que agradecer lo que ya tienes. Entonces no te quejes de tu trabajo. Al contario, hazlo con alegría, con entusiasmo y verás como al pasar de los dias ya no será para ti otra cosa que una labor extraordinaria.

Estas son algunas de las razones por las cuales debes amar tu trabajo, cualquiera que este sea.

  1. El trabajo es lo que te da cada dia una labor digna de orgullo. Te da la oportunidad de sacar lo mejor de ti y de esta manera mostrarle al mundo y a ti mismo lo bueno que eres y que puedes llegar a ser.
  2. El trabajo te da la grata recompensa que otorga el deber cumplido. Nada se siente tan bien como cuando acabas tu jornada de trabajo feliz y satisfecho por haber cumplido con tu deber. Ahora puedes disfrutar de tu merecido descanso.
  3. El trabajo hecho con amor crece como una planta que se ramifica y produce bellas flores y buenas semillas. No importa el tipo de oficio que desempeñes, si eres bueno en lo que haces, nuevas oportunidades surgiran para ti. La ley de la compensación se manifiesta todo el tiempo, cuando haces las cosas bien y con amor los resultados seran equivalentes a tu esfuerzo.
  4. Puedes ser un barrendero pero si estudias la forma de barrer con mas eficiencia, si te empeñas en mejorar tu técnica para barrer, si adornas tu labor con una hermosa sonrisa y amabilidad para cuantos pasen a tu alrededor, que crees que va a pasar? Tu trabajo producirá frutos. Por que la gente lo notará, tus compañeros lo admirarán, tu jefe lo amará y de forma inevitable vendrán las recompensas. Cree firmemente en la afirmación..” Tu trabajo producirá sus frutos”.
  5. No te gusta lo que haces pero es lo único que sabes hacer? Aqui tienes dos caminos. O te esfuerzas en prepararte para otra labor que te interese mas y en la cual sientas que vas a estar feliz, o te comprometes contigo mismo a enamorarte de lo que haces. No hay una labor, por dura que sea, que no tenga detrás de sí su recompensa. Te voy a poner un ejemplo veridico de lo que te estoy diciendo. En mis primeros años en este pais tuve varios trabajos. Trabajos que asi me gustaran o no, los hacia de muy buen agrado por que estaba recibiendo un pago que necesitaba enormemente en ese momento. Trabajé como mesera, como niñera, como vendedora de autos, como operaria telefónica, y créeme que tuve suerte de obtener esos trabajos, por que sin inglés, ni papeles, no era fácil. Me hubiera conformado con cualquier trabajo y lo hubiera hecho con todo el gusto. Desde niña aprendí que el trabajo no es deshonra, y por esta razón ninguna labor hubiera sido menospreciada, mientras fuera trabajo honesto. En cada uno de estos trabajos di lo mejor de mi, trabajé largas jornadas, me ofrecía para hacer lo que otros no querían, siempre mantenía una actitud de servicio, humilde y sencilla, y disfruté cada uno de esos dias. Una cosa llevó a la otra y estas actitudes produjeron que la ley de la compensación que nunca falla, me otorgara grandes recompensas en mi vida laboral y profesional. Por esto te puedo dar fé de lo que te estoy hablando.

Hoy en dia, le pido a Dios que me permita llegar a la vejez trabajando, ya que solo el trabajo te puede mantener activo, lúcido, entusiasmado, en una sola palabra, te mantiene vivo. No tienes que trabajar para alguien, trabaja para ti mismo, No tiene que ser un trabajo como tal, puede ser un oficio o actividad que desempeñes con gusto, pero que lleve consigo el valor de la productividad. Cuando eres productivo, se equilibra tu balanza y recibes. Afortunado aquel que puede ser productivo durante toda su vida.

Yo tuve el gusto hace unos meses de conocer una linda pareja que resplandecia de vitalidad y alegria. Tenian ambos mas de 80 años, y cuando les pregunte a que se dedicaban, me dieron una respuesta que me inspiró,-“Trabajamos. Salimos todos los dias a las 5 am a repartir comestibles en diferentes marquetas. No lo hacemos por necesidad, ambos somos pensionados, sino por que nos gusta”-

Amigo, bendice cada dia tu trabajo, cualquiera que este sea. Y si no estas feliz con ese, pues consíguete otro, pero no te quejes, ni reniegues, ni desees tanto tu retiro, por que tus palabras y tus pensamientos crean tu realidad, asi que si deseas mucho retirarte, tu cuerpo y mente se preparan para eso mismo, retirarte de la liga. Llevarte a la parte trasera del estadio a escuchar desde lejos los gritos de jubilo de aquellos que estan viviendo su vida, y la vida vale la pena vivirla hasta el final.

Bendiciones, Paz y Amor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s