Conviértete en un Héroe y vive para Siempre

Todos alguna vez hemos soñado con ser héroes. Queremos ser admirados, recordados y amados por ayudar a los demás, como lo hacen los héroes de las historias que nos apasionan. Pero no pasa de ser un deseo fugaz, pues pensamos que si escasamente podemos lidiar con nuestras propias vidas, como podríamos llegar a ser héroes en la vida de alguien mas?

Lo que a veces ignoramos, es que todos tenemos un héroe por dentro que necesita y debe ser liberado. Ese héroe nos puede dar algo mas grande que ninguna riqueza material podría darnos, y es la grata recompensa de poder ayudar a mejorar la vida de otro ser humano.

Ayudar. Cuanto significado encierra esta palabra. Cuanto poder tiene, en términos de riqueza espiritual. Pensemos por un momento, que pasaría si existiera una especie de aparato que midiera cuanto ayudamos en el transcurso de un día. Seria una prueba bastante interesante verdad? Generalmente, y por naturaleza, existen personas dadas a ayudar, que les nace de las entrañas y que no escatiman esfuerzo o sacrificio alguno para dar su grano de arena. Por el contrario hay otros, tal vez la inmensa mayoría, que sumergidos en su propio mundo, simplemente voltean la mirada hacia otro lado.

Pero cuanta razón tenia aquel que decía que la mejor forma de ayudarse así mismo es ayudando a otros. De esto se trata la historia que quiero compartir contigo el día de hoy.

Esta es la historia de una chica amable, estudiosa y alegre que lastimosamente, a sus 22 años de edad, fue diagnosticada con un tumor maligno en su cerebro. Contrario a lo que se pudiera pensar, esta maravillosa chica ni por un segundo se quejó de su amarga situación, nisiquiera se le escucho decir, por que a mi? Incluso cuando fue desahusiada, dándole tan solo 1 año de vida. En este momento me gustaría que cerraras los ojos y pensaras, que harias tu si te dijeran que no te queda mas que 1 año de vida? En el caso de esta chica no necesito pensarlo mucho. En cuanto supo que estaba destinada a morir, ella decidió tratar de ayudar a la mayor cantidad de gente posible antes de su partida. Se impuso esta misión y rapidamente empezó una fundación para ayudar a las personas enfermas de cancer que llegaban a su ciudad en busca de tratamiento. La mayoría de estas personas carecian de los resursos para pagar lo mas básico como vivienda y comida.

Ella empezó a golpear puertas y hacer eventos públicos para crear conciencia. Su fundación creció rapidamente y llego a oidos de compañias y personas adineradas que decidieron apoyarla. Su tiempo en este mundo se prolongó hasta un año y medio. Durante ese tiempo ella logró recolectar fondos millonarios para aquellos mas desafortunados. Cuando murió, cientos de personas vinieron a su funeral, otras miles enviaron sus mensajes de admiración y recibió todas las bendiciones imaginables provenientes de las familias de los enfermos que ella ayudó. En este punto te pregunto, harias lo mismo? Gracias a Dios nuestras circunstancias son muy favorables, contamos con salud y vida, que es nuestro tesoro mas preciado. Entonces por que no intentar ayudar ahora que podemos a una persona? o mejor aun, a muchas?

Para ayudar a alguien a mejorar su vida, una buena forma es empezar con uno mismo. Ser un instrumento de paz en momentos de conflicto, tener la calidad humana, de ser persona honrada, justa, que no discrimina, que no juzga, es una buena forma de empezar.

Después de esto, solo tienes que abrir tus ojos y tus oidos. Posiblemente cerca de ti hay alguien que te necesita. Posiblemente en tu familia, tu comunidad, tu entorno, hay problemas como la drogadicción, maltrato, vandalismo, conflictos raciales, etc. Como puedo yo ayudar a mejorar la vida de alguien o de muchos? Esa es la pregunta que todos debemos hacernos diariamente, y así, tal vez ese aparato para medir cuanto bien podemos hacer, que definitivamente si existe, y se encuentra ubicado dentro de tu corazón, se encienda cada día, al tocar el botón rojo de “Hoy cumplí, hoy ayudé a todo aquel que pude”.

Amigo lector, busca con fervor la forma de ayudar. Desde las formas mas simples como dar tu silla a la persona de edad, ayudar a cruzar al minusválido, dar un pan al que tiene hambre, entregar tu atención al que necesite ser escuchado, tu hombro al que este triste, tu compañia al que se sienta solo, tu apoyo al desafortunado, y tu bondad a todo aquel que tenga la bendición de cruzarse en tu camino. Como lo hizo nuestra querida heroina de la historia, tal vez ella sabia a su corta edad que aquel que se olvida de si mismo para ayudar a los demás es aquel que nunca muere.

Bendiciones, Paz y Amor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s