Una Inspiradora Historia de Superación

Hoy me gustaría contarles de la historia de una persona que conocí en dias pasados. Esta es una mujer de unos 60 años, ya en la plenitud de su vida. Omitiré su apellido pero te comparto su nombre, Ana. Ana llamo mi atención desde que la vi por que se veia radiante, feliz y llena de una confianza, me hacia sentir que ya le conocía desde antes.

Empezamos a charlar y sentimos simpatia mutua. Fué asi como muy amablemente compartió su historia conmigo.

Ella había venido desde hacia mas de 40 años a los Estados Unidos pasando por la frontera, y su vida fué como la de la mayoría de personas que llega aqui de esta manera, incierta.

Desde el principio, sus trabajos tuvieron que ver con la limpieza de casas y restaurantes haciendo toda clase de oficios. Ella no tuvo el tiempo ni la oportunidad de ir a la escuela, lo cual la mantuvo en ese mismo lugar del que no salió en muchos años. Después de un tiempo, tuvo una relación y de alli nació una hermosa niña. Obviamente la vida se puso aún mas dura para nuestra amiga, quien sin estudio, Inglés, papeles y con una hijita, tuvo que afrontar duros momentos en su vida. El padre de la niña no le reconoció y fué asi como Ana oficialmente se convirtió en madre soltera. Gracias a la ayuda de personas de buen corazón pudo salir adelante durante los primeros meses de vida de la bebe, y cuando pudo dejarla al cuidado de alguien mas siguió trabajando, mas duro y con mas ganas, por que como bien dicen por ahí, la necesidad es la madre de la superación.

El tener su hija le dio un impulso que le nació de las entrañas, no solo para trabajar doble jornada durante el dia, sino para estudiar en las noches un curso de Inglés que le regalaron. Ella se impuso estudiar todas las noches por 2 horas. Le urgía mejorar su vida, no solo por ella sino mas que nada por su hija.

Al cabo de 2 años, ya podía comunicarse mucho mejor, lo que le permitió conseguir trabajo en casa de unos Americanos que le pagaron mas y de esta forma ya no tenía que trabajar doble jornada, por lo cual pudo compartir mas tiempo con su hija. Pero los sueños de esta joven madre no pararían alli. Una noche, mientras miraba la tele, vio un programa donde enseñaban a hacer pasteles de cumpleaños. Ella lo miro con detenimiento y cuando se acabó buscó con desesperación la forma de volverlo a ver. En esa época no existian las muchas herramientas que existen hoy en dia para grabar un programa y lo pasaban cada 8 dias. Asi que tuvo que esperar con paciencia hasta que repitieron la receta del pastel, esta vez con papel y lapiz para anotar todos los ingredientes y el paso a paso de la elaboración. Al dia siguiente le pidio permiso a su jefa de preparar un pastel como el que habia visto en la tele. La señora quien era muy amable le autorizo a hacerlo. Ana no tenia horno en su humilde vivienda, y tampoco los ingredientes para la preparación. En su trabajo ella era la encargada de la limpieza, no de la cocina y por lo tanto necesitó de mucho valor para atreverse a pedirle a su jefa este permiso. Fue asi como elaboró su primer pastel al pie de la letra. Ella queria hacerlo para su hija quien pronto cumpliría 5 años. Para su propia sorpresa el pastel le quedo delicioso. Su jefa, despues de probarlo, le pidio que le preparara uno a ella para una fiesta que tendría pronto. Ana asi lo hizo e igualmente le quedo exquisito. Era un tipo de torta especial, cuyo ingrediente secreto era el vino, y esto le daba un sabor único y delicioso. Varias de las personas que asistieron a la fiesta, al saber que Ana habia sido quien preparó esa rica torta, le pideron que les hiciera tortas a ellos tambien. Y fue así como nació un negocio de pasteleria que con el tiempo llego a ser muy exitoso. Hoy en dia, Ana es una mujer rica,  felizmente casada, con 5 hijos, y 6 nietos. Vive feliz y complacida con la vida y con sus logros.

La moraleja de esta historia es que asi te encuentres en una situación muy pero muy difícil, donde pareciera que no hay esperanza y que las cosas no van a mejorar, no dejes de superarte. Lee, aprende, observa. mantente alerta y abre bien tus ojos a cualquier oportunidad que podría estar frente a ti. Dios nos da a todos oportunidades, la diferencia entre unos y otros es que algunos no las ven, las dejan pasar, les da pereza o se dan mil excusas para no hacer lo que tienen que hacer. Deja a un lado los temores, las excusas, la pereza, las quejas, el sentirte una victima del sistema o del destino, el hecharle la culpa a todo y a todos para no hacer de tu vida algo mejor. Tu mereces y puedes tener la vida que quieras pero tienes que abrirte el camino y esto significa no quedarte sentado esperando a que te caiga del cielo lo que anhelas. Solo tienes que tomar acción y el universo se encargará de ayudarte, como en el caso de Ana. Ella tomó la acción de estudiar aunque estuviera agotada todas las noches. Tomo la acción de prepararse para el siguiente programa de recetas de pasteles y esperarlo durante semanas, tomo la acción de pedirle prestada la cocina y los ingredients a su patrona y después, se enfrento a sus temores haciendo pasteles para gente exigente. La historia es mas larga e interesante. En la vida de Ana siguieron pasando altibajos, pruebas, todo tipo de situaciones, pero ella salio airosa de todo con la misma fórmula que la llevo al éxito la primera vez, deseando con fuerza, enfrentando sus temores, tomando accion inmediata en cuanto se propuso algo, y persistiendo. DESEO, ACCION Y DETERMINACION. LAS CLAVES DEL EXITO.

2 thoughts on “Una Inspiradora Historia de Superación

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s